ARQUITECTURAS PINTADAS Del Renacimiento al siglo XVIII

Ir abajo

ARQUITECTURAS PINTADAS Del Renacimiento al siglo XVIII

Mensaje  invit el Jue Ene 19, 2012 2:58 pm

La exposición "Arquitecturas Pintadas" Abarca desdel el Renacimiento al siglo XVIII y que se desarrolla entre los días 18 de octubre de 2011 y 22 de enero de 2012.

Está dividida en dos partes, la primera de ellas instalada en el Museo Thyssen-Bornemisza (Paseo del Prado, Cool y la segunda en la sala de exposiciones de la Fundación Caja Madrid (Plaza de San Martín, 1).

Los lienzos han sido agrupados en salas por orden cronológico. Y en la de la Fundación Cajamadrid, que es a la que acudiremos, podremos encontrar concretamente lo siguiente:

Las ciudades del Grand Tour (IX). Los lienzos se separan en función de las ciudades que han sido plasmadas en ellos mediante la técnica del óleo. Son Venecia, destacándose el gran lienzo La plaza de San Marcos (c. 1723-1724), obra del genio conocido como ‘Il Canaletto’, donde los edificios enmarcan la gran basílica dedicada al evangelista y el campanile original, el que se derrumbó en el terremoto de 1902; Florencia, con La Piazza della Signoria (B. Bellotto, 1742); Roma, donde otra vez se conjugan espacios urbanos reurbanizados y la pasión por la ruina, como Piazza Navona (1699), donde G. van Wittel da mayor protagonismo al lateral en el que se disponen las posesiones de la familia Pamphilj, ya que uno de sus miembros, el papa Innocenzo X, fue quien volvió a dar protagonismo a este lugar, o El arco de Septimio Severo (‘Il Canaletto’, c. 1743), siendo también dignas de mención La via de Ripetta, gracias a la cual podemos contemplar el antiguo puerto fluvial homónimo hoy desaparecido, y el paisaje urbano de Santa Maria d’Aracoeli y el Capitolio (B. Belloto, 1743-1744 y c. 1743) ya completamente alterado tras la unificación de Italia; y finalmente Nápoles.

Dentro de La imagen de la ciudad y la arquitectura en Europa (X) aparecen entre algunas de las ciudades que ya hemos observado a lo largo de esta interesante exposición, otras como Padua; Viena, donde un juego de sombras y luces destaca los elementos decorativos de las fachadas de la Universidad e iglesia de los Jesuitas (B. Bellotto, c. 1760); Greenwich (Londres), con la magnífica perspectiva de su Hospital en la orilla del Támesis (‘Il Canaletto’, c. 1750-1753), cuya impresionante arquitectura se inspirada en el conjunto de San Pedro; París, con El Pont-Neuf y la iglesia de la Samaritaine (J-B-N. Raguenet, 1777) donde se presenta un primer plano de este templo desaparecido; Madrid y El Escorial con una Vista de la calle Alcalá (a. Joli, 1754) amplísima y donde destacan los chapiteles típicos de la arquitectura de los Austria. Bajo el subepígrafe La ciudad y la fiesta se presenta una serie de conmemoraciones entre las que destaca Il Bucintoro (‘Il Canaletto’, c. 1745-1750), donde no sólo se enfatiza la arquitectura del Gran Canal, sino la majestuosidad de la galera del dux y de las góndolas.

En Caprichos arquitectónicos (XI) llama la atención la composición de W. Marlow (c. 1795-1797) en la que dispone la Catedral de San Pablo de Londres en el Gran Canal. A continuación La poética de las ruinas (XII), una visión más romántica de la Antigüedad a través del estado abandonado de la arquitectura clásica, pero que sigue sirviendo de excusa para pincelar edificios oníricos, como en el caso de H. Robert en su Capricho arquitectónico con puente y arco triunfal (1768).

La última sala, La ruina y la memoria como proyectos (XIII) más intima, se reserva a la figura de Piranesi. En ella se disponen una serie de grabados en los que se recogen distintas vedute de la ciudad de Roma, algunas más reales, frente a otras ideales como es el caso de Il Campo Marzio dell’Antica Roma (1762) o sus famosas cárceles (1791).

La exposición Arquitecturas pintadas no sólo nos presenta la maestría de los autores de las obras que en ella se exponen, sino que posee un sentido arqueológico e histórico en relación a los escenarios que en sus piezas se recrean. Más que una muestra es una inclusión en las páginas de un libro de Historia del Arte, bien a través del paso de la arquitectura medieval a la recuperación de la clásica, bien ante la descripción visual de edificios y espacios urbanos que han ido cambiando con el paso del tiempo. Es una visita obligada para los amantes de la pintura, para los historiadores del arte, para los arquitectos, para los arqueólogos y para los turistas que verán representados bajo los trazos de genios las estampas que tanto han captado con las lentes de sus cámaras fotográficas para poder disfrutarlas luego en casa.
[justify]

invit

Cantidad de envíos : 27
Fecha de inscripción : 12/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.